¿Los pollitos se benefician de tener 24 horas de luz?

¿Por qué, en su mayor parte, les damos a nuestros pollitos 24 horas de luz durante la crianza? ¿Los pollitos realmente se benefician de poder comer y beber a las 2 am? Aunque se cree ampliamente que 24 horas de luz son esenciales para maximizar el rendimiento y la salud de los pollitos, los ensayos preliminares no han encontrado ningún beneficio significativo al hacerlo.

Cuadro 1, Consumo de agua por hora de los pollitos (Días 0 – 3.5)

Numerosos estudios han demostrado que los pollitos, como todas las criaturas, nacen esencialmente con un reloj circadiano de 24 horas. Este reloj circadiano se puede ver en funcionamiento cuando se observa la actividad de alimentación y bebida durante los primeros días de vida de un pollito. Incluso cuando se les proporciona 24 horas de luz, los pollitos tenderán a beber y comer más durante el día que durante la noche.

Este patrón se ilustró claramente en un estudio sobre el uso de agua de los pollitos durante la crianza. El uso de agua por hora de los pollitos se midió utilizando medidores de agua de alta precisión instalados en 18 galpones en siete granjas diferentes.

Se encontró que los pollitos en todas las granjas exhibieron un ritmo circadiano casi idéntico a su bebida durante los primeros días de sus vidas (Figura 1). Dado que beber está estrechamente relacionado con la alimentación, se puede suponer con seguridad que también hubo un ritmo circadiano similar a su alimentación (verificado por datos de la cámara). Curiosamente, el patrón circadiano de la bebida del pollito pareció disminuir con el tiempo (Figura 2).

Todavía se tiene que determinar si el patrón cíclico realmente desaparece o si los ciclos circadianos de los pollitos individuales se desincronizan con el tiempo, porque no hay “noche” para mantener sincronizados los “relojes” de todos los pollitos.

A partir de la naturaleza cíclica de la bebida de los pollitos, parece que ellos están, en cierto sentido, “buscando” un período de baja actividad cada día, un período oscuro. Esto no debería sorprender porque dormir es una actividad natural y necesaria para todos los animales, especialmente cuando son jóvenes.

Aunque es cierto que los pollitos pasan mucho tiempo durmiendo, es importante darse cuenta de que, biológicamente, dormir la siesta no es lo mismo que dormir. Los estudios han sugerido que las aves de corral necesitan tener al menos cuatro horas de oscuridad continua para que realmente se beneficien de tener un período de oscuridad. Si esto es cierto, ¿por qué no dar a los pollitos un período de oscuridad durante la crianza?

Cuadro 2. Consumo de agua por hora de los pollitos (Días 0 – 7)

En el Centro de Investigación Avícola de la Universidad de Georgia se llevó a cabo un estudio preliminar que examinó los efectos de proporcionar a los pollitos un período de cuatro horas de oscuridad. Noventa y dos pollitos en cada una de las tres habitaciones comenzaron con 24 horas de luz y luego se les dio cuatro horas de oscuridad en la noche del día 7, mientras que los pollitos en tres habitaciones adyacentes recibieron cuatro horas de oscuridad desde el día en que fueron colocados.

Los pesos de los pollitos y el consumo de alimento se midieron los días 0, 3, 7, 10 y 14. La mortalidad se controló y registró diariamente. El estudio se repitió tres veces.

 

Luz sombría en la sala de estudio (una de seis)

Indicador de rendimiento de los pollitos

La Tabla 1 resume el desempeño de los pollitos en los tres ensayos. Los valores en negrita indican una diferencia significativa entre los tratamientos para la variable enumerada. Si ninguno de los valores está en negrita, indica que los valores son esencialmente los mismos.

Se encontró que los pollitos que recibieron 24 horas de luz tenían pesos ligeramente más altos en los días 3 y 7 que aquellos con un período de oscuridad. Tres días después de que las aves de control tuvieran cuatro horas de oscuridad, se encontró que los pollitos del tratamiento tendían a pesar significativamente más que los pollitos de control. Para el día 14 no hubo diferencia significativa en el peso entre las aves del tratamiento y del control.

La conversión alimenticia y la mortalidad no se vieron afectadas por la introducción de un período oscuro durante la crianza. Un beneficio que se observó en los tres ensayos es que se mejoró la uniformidad para el grupo de tratamiento.

El estudio se ha ampliado para incluir la implementación de un período de oscuridad de seis horas durante la crianza. Además de examinar los indicadores tradicionales de desempeño de las aves, el estudio examinará cómo un período oscuro de crianza podría afectar la salud y el bienestar de los pollitos. Para lograr este objetivo, se analizarán muestras de sangre de pollitos para determinar los niveles de melatonina, corticosterona y superóxido dismutasa (SOD).

Melatonina: Los niveles aumentan durante la oscuridad e induce el sueño. Se ha demostrado que mejora la función del sistema inmunológico. Los niveles de melatonina también se han relacionado con el comportamiento de las aves, así como con la función de los sistemas cardiopulmonar, digestivo y termorregulador.

Corticosterona: la hormona del estrés que ayuda a regular algunos comportamientos, como los impulsos para comer y buscar comida. Normalmente, a medida que aumenta la melatonina, los niveles de corticosterona disminuyen.

SOD: Un antioxidante enzimático altamente correlacionado con la melatonina. Protege el cuerpo de los radicales libres que oxidan las células del cuerpo.
.
Además, los pollitos crecerán hasta los 42 días de edad para ver qué efectos a largo plazo pueden tener los períodos oscuros durante la crianza en el peso general y las conversiones alimenticias, así como en los resultados de su andar y la fortaleza ósea.

Hasta la fecha, los resultados del estudio han sido muy prometedores. No se ha demostrado que proporcionar un período oscuro durante la crianza produzca resultados negativos en ninguno de los ensayos realizados.

Aunque todavía queda mucho camino por recorrer, este estudio ilustra la necesidad de cuestionar siempre nuestras prácticas de gestión, incluso si se han utilizado durante décadas. Aunque alguna vez hayan sido apropiados, es importante tener en cuenta que el ave que criamos hoy es muy diferente a las que criamos hace décadas.

Artículo tomado de: Poultry Housing Tips, Volume 34 Number 7.

Para visitar la página web: haga clic aquí

Autores:
Michael Czarick: mczarick@uga.edu
Garret Ashabranner: garret.ashabranner@uga.edu
Brian Fairchild: brian.fairchild@uga.edu

Esta investigación está siendo financiada a través de una subvención proporcionada por USPOULTRY.

 

Fuente: https://www.elsitioavicola.com/articles/3069/nlos-pollitos-se-benefician-de-tener-24-horas-de-luz/

 

 

 

Síguenos en nuestras redes

Suscríbete a nuestros boletines

Contacto:
info@ilp-ala.org
Usted es el visitante no:

974812